sábado, 31 de julio de 2010

El escribir y comprender los niños...

En la pagína 10 de la Revista "Alborada Acunta" sin fecha de publicación ni número de edición (sólo hay un A.A./3000) dice: "El niño y la niña, desde el inicio de su escolaridad leerá para comprender significados y escribirá para comunicarse, es decir, para expresar algo que tiene sentido para él o ella"... Pero éste párrafo lo considero que raya con lo teórico. Según recuerdo, cuando era niño, yo me preguntaba para que tengo que leer y escribir, lo veía que eso era un proceso que me imponía alguien tan autoritario como lo era el profesor del jardín donde estudiaba. Veía más las cosas y los hechos, imaginandolo en mi mente y lo podría reflejar en dibujos quizás de forma o abtractos, eran las figuras geométricas que me permitian construir las casas que veía y los trazos de lápices las palabras que escuchaba o las imágenes que circulaban en la mente. Creo que por ahí va la naturaleza del niño. Lo otro es que pocos o casi nadie, mencionó el motivo de vivir. Algunos decían que vivimos porque somos hijos de Dios, otros decían que cuando seas grande tendrás que ser una gran persona y/o un gran profesional... la vida es si no nos ponemos a pensar, una película que pasa ante nuestros ojos que dura el tiempo que podemos estar cuerdos de lo que observamos. En mi niñez los temas de biología, geografía, música y sociedad eran de mi interés más por captar el motivo que tengo que vivir. Ahora pienso que como seres humanos tenemos un lugar en la naturaleza y no es el de escribir un libro, tener un hijo y sembrar un árbol... la araña hace su telaraña para capturar presas y comerselas mediante una técnica bastante precisa, el oso polar deambula entre rocsa, hielo y agua buscando comer focas y tratar de procearse; las hormigas hacen sus nidos, recolectan alimento y etc... el hombre no es para que haga nidos, ni para que haga telares, ni para que caze, ni para que busque procrearse según la disponibilidad o no de alimento o por las estaciones del año... el hombre tiene la particularidad de crear, de innovar, de comprender lo que le rodea y transformarlo. Si estamos acá y ahora es por aquellos que se dieron cuenta de ello, reconocieron su misión humana e hicieron todo lo posible en cumplirla. Al ubicarse en este punto, uno reconoce lo bello que es la vida y hasta es posible, que cada día resulte tan corto para lo mucho que se tiene que hacer.

No hay comentarios: