sábado, 4 de septiembre de 2010

No habrá un apocalipsis...

Me tocaba hablar algo de energías renovables en el marco del XIX SImposio Peruano de Fisica en la UNI. En medio del trabajo de realizar la presentación, una que otra idea iba y venía. Que se acabe el petróleo y el agua, es negocio para políticos, ONG's, religiones, prensa mediática escandalosa y un montón de gente inculta que quiere sorprender a otro más inculta aún. Hay quienes describen las aplicaciones de energía renovables, como aquellas en que en una casa le colocarán un panel solar, quizás una turbina eólica y baterías, pero ese concepto es de época que nací, es decir, hacia 1975. Y dale que dale con esta idea. Hace unos meses una publicación en que resume el estado de las energías renovables en el 2009, menciona que actualmente de la energía que el mundo consume, 20% provienen de fuentes renovables (1/5); y que la capacidad instalada de fuentes renovables es 25% (1/4) de la capacidad total de generadores de energía que posee el mundo. Por lo tanto, es tal la cantidad de energía que proviene de fuentes renovables que a nuestra realidad de escaso consumo, un fascinero escandoloso de visiones apocalípticas del fin del mundo no puede concebir. Más, mucho más que toda la capacidad instalada de fuentes de energía que tiene el Perú, lo ha instalado por ejemplo China en generación eólica durante el 2009, es decir, lo que al Perú le ha costado instalar desde que llegó al Perú el primer generador, China lo colocado en un sólo año. Y hay otros ejemplos como USA, países en la Unión Europea, India y también nuestro vecino Brasil.

No hay comentarios: