sábado, 17 de abril de 2010

ALGO + POR LOS NIÑOS

Jorge Luis Mírez Tarrillo.
Publicado Semanario "Amor y Llaga". Edición 374. Domingo 18 Abril 2010. Chota. Perú.

El desarrollo del niño está ligado estrechamente al desarrollo económico del lugar en donde vive. Aunque las medidas aisladas, personales y/o familiares para asegurar su desarrollo, su educación y su alimentación contribuyen a reducir la mortalidad y propiciarle los elementos para un futuro más promisor, la base de una verdadera transformación en sus condiciones de vida ha de ser un proceso maduro, consciente, de evolución de la realidad local y por ende un avance de la realidad nacional.

Si aquellos que tienen en sus manos la planificación económica de una localidad, pueblo o provincia, olvidan la importancia de los aspectos sociales del desarrollo y, específicamente las necesidades especiales y diferenciadas de los niños, muchos de sus esfuerzos han de caer en saco roto. Si las generaciones futuras no están preparadas para asimilar el progreso, no habrá tal.

El desarrollo económico sin evolución de las estructuras sociales no es progreso. Pero sin educación, no pueden cambiar las estructuras sociales, por avanzado que sea el sistema económico. Es falso la premisa de que solucionando los problemas económicos de familias y población, los desajustes sociales desaparecen automáticamente.

¿Dónde estamos? ¿Qué queda por hacer?...

No hay comentarios: